jueves, 24 de noviembre de 2016

los días siguen y siguen y siguen
iguales

inventar algo

la lluvia siempre es la misma hasta que vos

cuánto hace no salís al patio
cabeza arriba la boca abierta y sentís
el sabor
del agua nueva

la frente húmeda
el pelo de a poco empapado
la unión de las gotas forma un gran río si sos paciente

y sos el cauce

la causa

cuánto hace no sos lo que naciste siendo
cuánto hace que sos quien rey-alguien te dijo seas

nada hay que ser cuando se vive
piensa y repiensa quien sobrevive

no sé a qué vine/pero

no vine a eso




miércoles, 23 de noviembre de 2016

domingo de lluvia que no aparece pero envía
mensajes
señales amenazantes
sonidos silenciosos
el polvo que viaja en el aire
la magia, las partículas
las hojas se juntan, dibujan
un trayecto común, compartido y complejo
las bolsas, la basura
la mugre de los vecinos
nunca esta bien sujeta
no se puede esconder lo que se quiere
nunca
no se puede querer lo que se esconde
a veces
si se
siempre

viernes, 4 de noviembre de 2016

quiero que el mundo se vuelva el mundo
y deje de ser esta pesadilla en la que estoy metida hace más de 20 años
esa necesidad que tenes
que no sé si existe o te la inventé
esas ganas de remarcar con resaltador el resumen prestado
tan tan usado
las cosas por sí solas,
existen
palabras x venas
un sólo corazón
necesitiento
necesito+siento

ya se!
cortar una pera
agregar frutillas
      licuar
      hielo
      licuar
viernes de noviembre
por la tarde

sentarse a escribir

el mueble que claramente no es
sino que cumple
heroicamente
pese a su morfología
el rol de escritorio
se mueve

y en ese tambaleo
se mueve
la vida

el mueble te sacude
la sangre
sin tocarla
y esta adentro
y es palpable
lo interno

está espesa

las letras cambian
desaparecen se reagrupan

el mueble se mueve
el teclado también

el piso de laja que es su apoyo es
viejo
el agarre es
inestable
el suelo es
negro
la incomodidad es
incómoda
la escritura

la escritura no